viernes, 28 de agosto de 2009

Elecciones en Afganistán.

Yo no entro en aquellos temas, pero parece ser que de limpias nada, que en algunos sitios ha votado más gente de la censada, que en otros no han dejado votar a las mujeres, y vaya usted a saber que más. De momento lo siguiente por ejemplo: “Haji Nauruz Ali asesinó a mi hijo hace cuatro años y ahora va a ser el candidato provincial más votado en Bamyan. Esto no se puede permitir”. Moh Bagum tiene “más de sesenta años” y ha viajado durante veinticuatro horas para presentar su denuncia ante la Comisión de Quejas Electorales.
Hoy dando una vueltecilla por las páginas de los ministerios españoles, encuentro que el de asuntos exteriores está tan contento por esta voluntad y madurez del pueblo afgano por “avanzar en la senda de la consolidación democrática”. Qué cosas tenemos en este país, ¿no creen?. No obstante, si a los fraudes que se están denunciando, nuestro Gobierno lo llama consolidación democrática, nos muestra el lenguaje que estos utilizan, cómo lo utilizan, cómo nos quieren engañar, y cómo a cualquier cosa lo llaman democracia. Y nuestros soldados allí consolidando democracias. Cojonudo.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal