lunes, 17 de agosto de 2009

La gripe de la ministra

Nos dijo, “tos paraos, que no pasa ná. No sus preocupéis”. Y ahí estamos, que resulta que no pasaba nada, y hay 10 muertos. Que resulta que no pasaba nada, y tenemos preparados protocolos de actuación para cuando llegue el frío. Que resulta que no pasaba nada y ahora nos dicen que no vayamos a los hospitales, porque si tenemos los síntomas y vamos a urgencias, podemos contagiar a los demás. Resulta que no pasaba nada y ahora me dicen que esté un minuto lavándome las manos con agüita y jabón (y supongo que con el tapón puesto para no poner en peligro el cambio climático y la política económica sostenible y verde del Gobierno). Resulta que no pasaba nada y tengo que usar pañuelos de papel, y no estornudarle ni toserle a nadie encima. Medidas que ya deberíamos estar usando si fuéramos aseados y educados.
Resulta que no pasaba nada y 10 muertos, dijeron que con síntomas asociados y del último no nos dijeron nada. Resulta que lo único que no ha pasado ha sido la dimisión de la ministra.

Etiquetas:

1 comentarios:

A las 18 de agosto de 2009, 10:59 , Blogger Pocomancha ha dicho...

Y si antes con al gripe normal te decían que te fueras a casa a pasarla en cama, ya veremos ésta, y todavía no nos han dicho los síntomas, para que no alarmemos. Pero qué inútiles son..

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal