jueves, 6 de agosto de 2009

Aprovechando la operación salida de estos días…

… quería decir, mejor gritar, un “me cago en tus muertos, cabrón”. Perdonen los vocablos e incluso el sentimiento, pero estoy hasta los mismísimos del amigo conductor. No de todos, claro está. Pero coño, que hoy quiero llamar cabrón a ese que piensa que el coche (y otro día hablaremos del camión) es algo que tiene cuatro ruedas, un volante y tres pedales. Si, amigo conductor cabrón, hay que saber algo más, y cumplir las normas. A mi que vayas a 140km/h. o más, me da totalmente igual, pero ¿por qué no pones las luces entre la puesta y salida del sol?, ¿por qué no respetas los STOP?, ¿por qué si me adelantas, si realizas un giro, o si sales de la vía por la que circulas, no lo indicas con los indicadores de dirección?, ¿por qué piensas que puedes circular constantemente por el carril de la izquierda?, ¿por qué crees o quién te ha dicho que un carril de aceleración es para que te incorpores sin respetar al que circula por la carretera principal?. Eres un cabrón, amigo conductor. Y no te estoy faltando, cabrón, tan solo te doy el mismo respeto que tu me das a mi, cuando subido en tu cochecito, pones en peligro mi vida cada día.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal