martes, 25 de agosto de 2009

Mercadona, mecadona… y una mierda.

Aquello de siempre precios bajos, pasará a la historia, al menos para mí. Llevo tiempo diciendo que eso de la crisis no iba con ellos, y que se estaban aprovechando de nosotros, que había productos que habían reducido tamaño y peso. Hoy he vivido una historia con ellos. He ido todo contento, saltándome el régimen (ahora que no me oye la impulsora) a comprarme una bolsa de croissant al cacao. Buenísimos, tú. Pero para mi sorpresa me encuentro con que han cambiado el formato. El precio me mira amenazante marcando 1,05€. Al final cojo la bolsa y me dirijo a la caja, dónde se ha desarrollado la escena principal. El cajero me cobra 1,09€. Pienso “coño, ¿no era 1,05€?” pero mi hambre y deseo vencen y pago religiosamente con 1,10€, y el tío de la caja sigue cobrando al siguiente cliente como si nada, olvidándose voluntariamente de que debe devolverme 1 céntimo y el ticket. Se lo reclamo y me pone cara de no saber nada, aunque por supuesto me lo da. Y así funciona esto. La crisis es para los listos parece ser. Se me olvida comentar que la bolsa por la que hoy me han cobrado 1,09€, no hace tanto no valía 1€, pero asumo que pueda subir el precio, pero esa misma bolsa anteriormente traía 12 croaissant y la de hoy no traía más que 8. Más precio, menos cantidad, y más cara. Mercadona, mercadona.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal