domingo, 29 de noviembre de 2009

Bono II

"Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y querrá al otro, o será fiel a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y al dinero." Mt 6,24
Pero Bono juega a ello, y presume de servir a los dos. Cada uno su fe la puede vivir e interpretar a su manera, si gusta, eso si, lo que no se puede es decirle a toda la conferencia episcopal eso de "yo no soy malo, soy bueno, y no estoy conforme con lo que tu dices que es pecado". Es cómo llamarse católico y no pisar una Iglesia. Es cómo aparecer por la Iglesia el día que te quieres casar y pretender elegir tú, y faltar al párroco si te dice "de eso nada". Ser católico de boquilla es fácil. Quizá debería meditar un poco.

Etiquetas:

2 comentarios:

A las 29 de noviembre de 2009, 23:37 , Blogger Pocomancha ha dicho...

Pero la pela es la pela, y la importancia y la tontería gratuítas.

 
A las 2 de diciembre de 2009, 10:51 , Blogger Piru ha dicho...

Bono es, como Gallardón, un geta. Son las dos caras de la misma moneda, que están donde están para demostrar que los borregos existen: son los que les votan.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal