lunes, 5 de mayo de 2008

Cuarto de kilo, de ayuda o subvención

Existió una etapa, en la cual, el hombre o mujer con necesidad y sin trabajo, se acercaba por las oficinas del INEM para demandar un trabajo. Esa etapa pasó a la historia, como la edad de bronce, con la aparición de las ayudas públicas. Ahora, en vez de “perder” el tiempo para demandar un trabajo, dedican el tiempo en acercarse a los servicios sociales para demandar una ayuda que “repare” su necesidad, sin tener que trabajar. Y cuidadito si el trabajo te impide cobrar la ayuda…

Etiquetas:

1 comentarios:

A las 7 de mayo de 2008, 10:26 , Blogger Bono S.A. ha dicho...

Tenemos algo para emergencias y lo hemos estado usando como algo que es nuestro derecho porque lo cotizamos. menuda cultura tenemos.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal