lunes, 19 de enero de 2009

Idas y venidas en el Gobierno de Castilla-La Mancha III

Como recordarán, ya hemos hablado de este tema no una, ni dos, sino tres veces. Tres veces hemos hablado de la reducción de Consejerías en Castilla-La Mancha para ahorrar, y tres veces hemos hablado de las "recolocaciones". Hoy recuperamos el hilo para hacernos eco de esta información ofrecida por el sindicato CIS-CSIF y que pongo entero dado su interés:
Desde el Sector de Administración General de la Comunidad Autónoma del sindicato CSI-CSIF se hacen públicos los resultados de un estudio sobre la austeridad del Gobierno de Castilla La Mancha, proclamada por José María Barreda en la primera remodelación del Gobierno de la presente legislatura, anunciada en el último día del mes de agosto del pasado año. Tras cuatro meses de estudio de las estructuras administrativas de las nuevas 10 Consejerías resulta paradójico que todos los altos cargos sigan cobrando del erario público castellano-manchego sin ningún pudor, lo que demuestra que el anuncio de recorte de gasto tan solo es un brindis al sol y una falacia de cara a la galería y a la opinión pública.
Desde CSI-CSIF se critica la falta de criterio del Gobierno regional para cumplir su palabra de ahorro en la administración autonómica. La reducción de las Consejerías, de 14 a 10, tan solo ha supuesto un lavado de cara para engañar a los castellano-manchegos, pues el tiempo ha venido a demostrar que todos los titulares de las anteriores Consejerías, excepto uno, y sus colaboradores, continúan ligados a nuestra región, ya sea en empresas públicas, fundaciones u organismos próximos al gobierno Barreda. Desde luego, no criticamos el derecho de esos representantes a ocupar un legítimo puesto de trabajo, pero nos preguntamos por la contradicción de hablar de ahorro y austeridad en Castilla La Mancha cuando del mismo presupuesto se siguen pagando los mismos sueldos a las mismas personas.
El Sector de Administración General de la Comunidad Autónoma de CSI-CSIF critica la campaña vendida desde el Gobierno regional de racionalización de los recursos cuando la realidad desmiente esos argumentos en favor del despilfarro que ha supuesto crear plazas específicas para recolocar a los asesores políticos, directores generales y delegados de las Consejerías eliminadas, en todos los casos con elevados niveles y complementos específicos.
Falsa austeridad
Si recordamos las palabras del Presidente de Castilla La Mancha en la remodelación de su gobierno comprobamos que aludió a un gobierno muy austero para generar un gran ahorro, que alcanzaría al 26% de altos cargos. Además, añadió que la reestructuración del Ejecutivo no se limitaría a los miembros del Consejo de Gobierno, ya que habría una reducción del 13% en las direcciones generales, y del 25% en las delegaciones provinciales.
Esas palabras de José María Barreda quedan en entredicho con el acomodo de los altos cargos en las actuales Consejerías, que demuestran una falta completa de pudor político y un incumplimiento preocupante de las declaraciones y promesas gubernamentales, agravadas por la adecuación de la papelería a las nuevas Consejerías, el ajuste estructural de los servicios y otras muchas medidas, opuestas claramente a la contención del gasto, mientras que sí se complica el trabajo diario de la Administración.
Hay que desenmascarar a los que engañan a los castellano manchegos, motivo por el que desde CSI-CSIF se quiere revelar algunos ejemplos de esa falta de coherencia entre los deseos y anuncios oficiales y la realidad tangible de lo que esta ocurriendo:
- En la nueva consejería de Salud y Bienestar Social, los puestos de Secretaria General, Dirección General de Coordinación de Salud y Bienestar Social y Dirección General de Atención a Personas Mayores han sido calificados con rango de Viceconsejeros, en lugar de la calificación de Director General que tenían antes de la remodelación. (DOCM de 10 de septiembre de 2008, antes DOCM de día 20 de julio de 2007)
- En Presidencia han transformado la Dirección General de Coordinación en Viceconsejería, (DOCM de 10 de septiembre de 2008); antes tenía rango de Director General (DOCM de día 20 de julio de 2007). Se mantienen las Viceconsejerías que existían antes de la remodelación.
- Dentro del nuevo Gabinete de Presidencia se han incluido los asesores con rango de Director General (Documentación, Protocolo y Planificación).
- En la nueva Dirección General de Comunicación se incluyen la Dirección General de Coordinación Informática y la Dirección General de Promoción institucional.
- En la Consejería de Presidencia conviven la Dirección General de Comunicación, las Direcciones Generales de Coordinación y Secretaría General, todas con rango y emolumentos de Viceconsejerías, y la Dirección General de Relaciones con las Cortes.
- Se han creado puestos de Coordinadores de Agentes Medioambientales en la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, para dar salida a la supresión de Secretarios de Delegaciones, e incluso han aumentado los nuevos Coordinadores de Medio Ambiente en la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente.
- Se han creado puestos de Coordinadores Provinciales en la Consejería de Salud y Bienestar Social, con más nivel y complemento específico que los secretarios suprimidos, así como Jefaturas de Área de Coordinación, que no existían, con mayores beneficios retributivos.Así, cabe mencionar las modificaciones de la Relación de Puestos de Trabajo de la Dirección General de Urbanismo, donde se ha creado una Jefatura de Área de nivel 30 y 254.490,04 euros de específico, del mismo modo que ha ocurrido en Aguas de Castilla La Mancha, o la de Coordinador de Estudios, de iguales características, en la Secretaría General de Presidencia, y otros puestos de asesores también en Presidencia, además de un largo etcétera de situaciones similares que en este estudio se detallan.
A esto hay que añadir la recién creada Delegación de la JCCM en Molina de Aragón, con su flamante puesto de Director de esa delegación de servicios (DOCM 12-01-2009), o los puestos para el pomposo Consorcio del Plan Especial del Alto Guadiana (DOCM, 31-12-2008), con 4 puestos eventuales (a designar por el político de turno), y 16 puestos más para gestionar el “plan”. En definitiva, se trata de argucias administrativas para crear organismos capaces de recolocar a los descolocados, con el único afán de no dejar a nadie en la calle, aunque ello suponga desmentir las palabras y los compromisos públicos del Presidente Barreda, que comprometen su palabra y sus vanas intenciones de austeridad en tiempos difíciles y de crisis para Castilla La Mancha y para sus ciudadanos.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal