domingo, 4 de octubre de 2009

Esfuerzo solidario.

Así llama ahora De la Vega a la subida de impuestos, "esfuerzo solidario". Y siendo sincero les digo, que al escucharla (leerla) me siento afortunado de formar parte de esa pequeña parte de españoles, que somos gilipollas y nos levantamos para hacer esfuerzos solidarios todos los días. Y es que vivimos en España, esa gran ONG con himno, bandera y gobierno, de la cual yo soy socio, y pago todos los años una cuota "voluntaria" por ley y dependiendo de mis ingresos y esfuerzos, y otra cuota involuntaria dada mi situación personal, y cambio esta ONG me deja usar sus carreteras (igual que a los no socios) y me deja usar su seguridad social (igual que a los no socios) y me deja votar cuando hay elecciones (igual que a los no socios). Mis ventajas respecto a los no socios, es que yo... tengo que madrugar. ¡Qué feliz soy!. Y además como soy funcionario, soy doblemente afortunado en esta ONG, porque soporto los chistes de los demás socios y no socios, sus críticas y reprimendas, porque a un listillo, -que no es socio, pero que maneja el cotarro y cobra como alto ejecutivo, del bolsillo de los socios- ministrillo le dió por mirarnos con mala cara y decir que nos congelarían el sueldo, para hacer más fuerte a esta ONG que lleva en coches oficiales a los altos cargos, y les ponen secretaria/a y despacho. ¡Soy muy feliz en esta ONG!... y madrugo. Y me esfuerzo solidariamente, me guste o me joda, porque lo deciden por mi, y por supuesto darse de baja de la ONG es más difícil que darse de baja de movistar.
Involuntariamente también colaboro con la ONG porque no tuve acceso a Beca, ni puedo pedir la ayuda esa de emancipación para pagarme un alquiler, pero la ONG si que decide que pueda pagar 600€ de hipoteca, porque como no soy de minoría étnica, a mi no me la regalan. ¡Soy feliz!. Ni puedo beneficiarme de la ayuda por nacimiento de hijo, porque nos los tengo, ni por supuesto, puedo beneficiarme de llevarlos a la guardería, porque aunque los tuviera, trabajo, ¡para beneficio de esta ONG!. ¡Y madrugo!, no me siento como algunos no socios, a esperar que la subvención de la UE llegue para crear otro plan de empleo, ni me siento a esperar hipócritas planes E, ni protesto porque no me den los 420€. Me moví, me muevo y me moveré. Y así me va, en esta ONG. Yo ya realizo un esfuerzo solidario, pero De la Vega ha decidido ahora que lo que vengo realizando en esta ONG no lo es y parece ser que va a exigirme un poco más. ¿Me dará un cargo?. No, me subirá los impuestos. Me congelará el sueldo y me subirá los impuestos. Y dirá que realizo ahora un esfuerzo solidario, devaluándome todo lo que ya venía realizando. Y se quedará tan ancha, porque el esfuerzo lo realizo yo, ella desde su sillón de esta ONG decide, y yo como voluntario me jodo. Y ella sonríe y yo me jodo. Y al final en esta ONG tendremos que de cada 1.000 miembros, 949 serán directivos, 50 beneficiarios de la ayuda, y un voluntario. Y les dejo, que mañana a las 6:20 a.m. suena el despertador. Qué feliz me siento, con mi esfuerzo solidario.... ¡los cojones!.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal