viernes, 25 de diciembre de 2009

Una ley ¿para qué?

Siempre me he preguntado, cómo es posible que la tienda de aquí al lado, un "bazar de todo a cien", esté abierto los domingos que le da la gana a los dueños, los festivos que les apetece, y de hecho, hoy que es 25 de diciembre, NAVIDAD, está abierto. Y no pasa nada, oiga. La ley se la pasan por dónde les apetece, y hacen bien, porque la policía que debe velar por el cumplimiento de las mismas, también se pasa su potestad de vigilancia y sancionadora por dónde les apetece también. Y el mundo sigue tan feliz, pues Pepe el de los colchones hoy no puede abrir al ser festivo y no ser uno de esos festivos que la ley te autoriza a abrir, pero el "bazar de todo a cien" tiene licencia para hacer lo que le venga en gana.
Isabel Rodríguez, la portavoz del Gobierno regional, está tan contenta (una vez más ajena a la realidad), porque está a la está a la espera de ser ratificada por las Cortes Regionales una Ley de Comercio Minorista de Castilla-La Mancha que permitirá abrir 72 horas semanales y hasta 8 festivos al año. ¿Y qué?, si algunos ya lo hacen y no son sancionados. En vez de sancionar a quién no cumplen, se aprueba una ley como para hacer un favor al "cumplidor", como otorgándole un derecho que otros sin tenerlo ya han venido disfrutando.
Para la portavoz del Gobierno regional, le he pedido a los reyes el siguiente libro, "La ética de la redistribución" de Bertrand de Jouvenel, para que cuando salga ante los medios a hablarnos de los derechos que nos concede el Gobierno regional, no se olvide que ya son derechos que tenemos, y que no tenemos por qué agradecerles.
(Por si quiere escuchar algo del libro, mientras correos -si no lo pierde- se lo hace llegar: Noche de Cometas. Sábado 21 de noviembre de 2009. 03.00h.-03.30h.)

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal