lunes, 13 de julio de 2009

Las dos tardes de economía

La cosa es rápida y sencilla, si ustedes tienen un sueldo más o menos fijo de 1.000€ y pagan una hipoteca de 500€, le quedan otros 500€ para comer, pagar seguros varios, echar gasolina y mantener el coche, comprar champú, maquinillas de afeitar y desodorante y pagar agua, luz, basura y gas.
Lo que está claro ante este panorama, es que ustedes no se lazarán a la calle a tomar cañas todos los días, ni irán a comprarse ropa todos los fines de semana, reducirán el ritmo de su lectura, llamarán menos por teléfono, irán menos al cine y a visitar museos, e incluso este verano en vez de una semana de vacaciones en la playa, irán como mucho tres o cuatro días.
Y por supuesto, ante este panorama, lo que no se les ocurrirá será plantearse pedir otra hipoteca, pues ya son conscientes de que “¡bastante tenemos que esta!”. Pero…, pero…, ustedes no son Presidentes del Gobierno. Si ustedes lo fueran, su solución a su problema de liquidez sería… gastar más e incrementar las ayudas sociales.
Ustedes con su situación económica doméstica saben que no pueden gastar más de lo que ingresan, y que si aumentan sus gastos, ustedes lo pasarán mal, y que si ahora -con su sueldo, con su hipoteca de 500€, y con el resto de gastos fijos- piden otra hipoteca, están perdidos porque su situación a pesar de mejorar a muy corto plazo, se verá muy perjudicada a medio y largo plazo. Pero, si ustedes fueran Presidentes del Gobierno, y hubieran asistido a aquellas dos “famosas” clases de economía, pensarían que esto es Jauja, o como decía aquella, “el dinero público no es de nadie”.
Y así nos va.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal